DECLARATORIA DEL XIV CONGRESO LATINOAMERICANO DE EXTENSIÓN UNIVERSITARIA ULEU Y 2do. CONGRESO CENTROAMERICANO DE COMPROMISO SOCIAL CSUCA

Con el lema central “Diálogo de saberes y conocimientos con compromiso social” MANAGUA, NICARAGUA

 

5-9 DE JUNIO 2017

 

Reunidos en Managua los días 5,6,7,8 y 9 de junio del año 2017, nosotros los participantes del XIV Congreso Latinoamericano de Extensión Universitaria y el 2do Congreso Centroamericano de Compromiso Social, convocados respectivamente por la Unión Latinoamericana de Extensión Universitaria (ULEU) y por el Consejo Superior de Universidades Centroamericanas (CSUCA) y auspiciados por el Consejo Nacional de Universidades de Nicaragua (CNU) saludamos un siglo de la Reforma de Córdoba que entre sus principios recogía la autonomía, cogobierno y la extensión universitaria como formas de democratizar la enseñanza y permitir a la universidad participar de manera activa en su entorno socioeconómico, político y cultural, a fin de aportar a la sociedad desde bases de justicia y equidad y así transformar la universidad misma.

CONSIDERANDO QUE:

 

  1. La universidad latinoamericana tiene como misión social la obligación ineludible de compartir la cultura, los saberes, los conocimientos, las innovaciones y la ciencia que genera con los sectores más vulnerables de la sociedad extendiendo su acción más allá de los límites académicos para con ello también generar su propia transformación.

 

  1. En el estudio de las acciones que se desarrollan cotidianamente en nuestras diferentes universidades de América Latina es común encontrar un heterogéneo espectro de políticas, conceptos y estrategias que, si bien constituyen una base teórica-conceptual generalmente acertada, en la práctica se hace evidente que carecen de la prioridad necesaria para tener el reconocimiento que, por derecho propio, le corresponde a esta función y proceso sustantivo de las instituciones de educación superior.

 

  1. Consideramos que la extensión universitaria va más allá de acciones de difusión cultural, educación continua, vinculación con empresas y toda clase de actividades extra muros, sino que constituye otra área esencial del campo educativo y su análisis, diagnóstico y discusión teórica son imprescindibles para definir y precisar las políticas y lineamientos que fundamenten los contenidos y metodologías de la enseñanza impartida en los planes de estudio, la investigación, los programas y proyectos que relacionan a las universidades con las necesidades de la sociedad.

 

  1. La universidad ha sido una conquista social de gran relevancia tanto para la democratización de saberes cómo por ser agente de cambio social, sin embargo, en la actualidad tiene un aporte limitado a estos cambios y corre el riesgo de ser perseguida como un ente titulador para el acceso al campo laboral cosa que dista enormemente del espacio para soñar, pensar, discutir, aprender y desaprender y construir los proyectos emancipadores que nuestra región tanto necesita. Lejos de constituirse en una verdadera instancia de formación crítica y propositiva para la información social, se convierte muchas veces en una “fábrica de profesionales” al servicio de la reproducción social capitalista y al mantenimiento del status quo.

 

  1. A pesar de los diferentes esfuerzos que los países de la región han venido realizando en el campo educativo aún se aprecian grandes desigualdades y una creciente brecha en lo referido el acceso y a la calidad de la educación superior. Estas dos cuestiones son imprescindibles para generar procesos de equidad e igualdad en nuestra América Latina.

 

  1. Todos nuestros estudiantes son ciudadanos del mundo y tienen derecho de apropiarse de los aprendizajes suficientes, oportunos y de calidad; necesarios para su desarrollo integral, técnico, profesional y humano que hoy no alcanzan. Por lo que el gran desafío es lograr que sean auténticos gestores de cambio social con identidad cultural. Este proceso no puede hacerse sin un diálogo crítico y horizontal-un verdadero diálogo de saberes-con nuestros pueblos, en especial con las diferentes organizaciones y movimientos sociales que disputan y resisten el cotidiano de un continente que tiene el triste privilegio de ser el territorio de mayor desigualdad del planeta.

 

POR TANTO, LOS PARTICIPANTES EN ESTOS EVENTOS DAMOS FE DE LA EXISTENCIA DE CONCENSO EN LA FORMULACION DE LAS SIGUIENTES PROPUESTAS:

 

  1. La rápida multiplicación y diversificación de centros e instituciones dedicadas a la educación terciaria y universitaria no deben desnaturalizar la esencia misma de la universidad y de la educación como un bien público y social y un derecho humano fundamental.

 

  1. Interpretar la extensión universitaria como un proceso educativo en donde todas las personas pueden aprender y enseñar, en donde se articule críticamente los saberes populares y académicos en procesos continuos de coproducción de saberes y prácticas de formación para la construcción plena de una justicia social igualitaria y solidaria en nuestras sociedades de América Latina. Contribuyendo a la solución participativa de los grandes problemas de nuestros pueblos.

 

  1. La extensión universitaria debe ser una forma de aprender integrada a un nuevo acto educativo a lo largo de toda la formación de los estudiantes comenzando desde el ingreso. En este sentido concebimos el proceso de formación integral como el conformado por la enseñanza, la investigación y la extensión.

 

  1. Proponer un modelo de extensión universitario que claramente se decante en la población más vulnerable y necesitada sin caer en un carácter hegemónico y asistencialista a fin de que la comunidad universitaria asuma procesos encaminados a la solución de problemas concretos y que influyan en la transformación social inclusiva, participativa y emancipadora de nuestros pueblos en un sentido de igualdad, equidad y justicia social.

 

  1. La conceptualización actual de la extensión universitaria reafirma y refuerza los principios que postuló la Reforma Universitaria de Córdoba en lo relativo a que declara el carácter dialógico y el papel transformador de la universidad en su entorno social; retoma a la propia universidad como ámbito de actuación de la labor extensionista; eleva al rango de actores de la extensión a los integrantes de la comunidad universitaria y extrauniversitaria en su conjunto, desde la aceptación de la identidad y la participación, como principios de la promoción de la cultura artística, técnica, científica, política y profesional, coloca a la universidad y la comunidad en igualdad de condiciones para desarrollar el intercambio de saberes.

 

  1. de esta forma proponemos que la extensión se convierta en “guía política” de nuestras universidades en función de condicionar la formulación de los planes de estudio y que oriente pertinentemente nuestras agendas de investigación y metodologías de construcción y coproducción de conocimientos y saberes. Así, esta propuesta extensionista dialógica, crítica y participativa propicia la re-significación del aprendizaje y la vida individual y colectiva confiriendo orientación y sentido a la universidad actual.

 

  1. Para concretar esta propuesta es necesaria la participación activa, organizada y permanente de diversos sectores entre los que se destacan los: estudiantiles, docentes y de organizaciones sociales. Se resalta el liderazgo y protagonismo estudiantil en la consolidación de esta propuesta de transformación universitaria.

 

  1. Para promover el cumplimiento de estas propuestas, estos Congresos han conformado un “Comité de Acción y Seguimiento” que en acatamiento del principio de transparencia informará sobre el avance de las mismas con miras a recuperar el liderazgo que la universidad debe jugar en América Latina.

 

  1. La Unión Latinoamericana de Extensión Universitaria (ULEU) en su asamblea ordinaria 2017 y los participantes en el XIV Congreso Latinoamericano y del Caribe de Extensión Universitaria y II Congreso Centroamericano de Compromiso Social para la Vinculación de la Universidad con la Sociedad, destacan los avances en los ámbitos económico, social y humano y la efectiva articulación del sistema educativo como parte del modelo de alianza entre los actores y sectores que se promueve en Nicaragua para el desarrollo integral de este país.

 

  1. Asimismo, reconocen los esfuerzos realizados por el Consejo Nacional de Universidades CNU para el avance de esta propuesta extensionista universitaria y agradece y valora el trabajo realizado con la concreción de ambos congresos, que van de la mano de las políticas públicas que se vienen desarrollando.

 

 

Managua, 9 de junio de 2017

 

Ing. Sandra Lovo

Presidente de la ULEU

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *